Gomina Fuerte Profesional Shapy Style.Me

13,99 € -40% 8,39 €

La gomina es un producto de styling para fijar el peinado. Es ideal para definir estilos que necesitan la máxima duración y resistencia. Tanto para hombre como para mujer, su uso es muy variado. Además de aportar un extra de hidratación y brillo, sirve para realizar acabados con efecto mojado, esconder un flequillo o peinar los baby hairs.

Termix apuesta por ingredientes naturales

Shapy es la gomina de peluquería profesional de nuestra gama de productos Style.Me. El nivel de fijación de este gel es fuerte, por lo que garantiza la máxima duración.

Como todos los productos Style.Me, contiene ingredientes naturales. En concreto, Shapy está enriquecido con aceites esenciales de orquídea, que ayudan a controlar el encrespamiento, y extracto de quinoa, que nutre, sella las puntas y reduce la rotura del cabello. 

Cómo aplicar la gomina para el pelo

Es muy importante aplicar el gel de forma correcta. Esto garantiza que el peinado deseado quede exactamente como lo imaginabas. Además, garantiza que utilices la cantidad justa de gel para cualquier tipo de estilo. De esta forma no hay un desperdicio del producto y alargamos su tiempo de uso.

A continuación, te describimos los pasos para usar la gomina de forma correcta.

1.      Decidir el peinado o motivo por el que vas a usarla. No todos los peinados requieren la misma cantidad de producto. Además, quizás necesites otro producto: espumas de fijación, ceras, lacas profesionales de peluquería para cabello… La gomina Shapy, por ejemplo, es de fijación fuerte y tiene un acabado efecto mojado.

2.      Lava el cabello. Por un lado, el cabello húmedo facilita la aplicación de la gomina. Y básicamente, es más difícil aplicar gel en el cabello seco. De esta manera, será más limpio, saludable e higiénico. Por otro lado, la gomina puede ser menos efectiva y atractiva cuando se aplica al cabello sucio y graso.

3.      Aplica la gomina de peluquería profesional sobre el cabello. Empieza poniendo una pequeña cantidad de gel en la punta de los dedos. Por ejemplo, del tamaño de una moneda si tienes el pelo corto o multiplicado por 4 si tienes el cabello largo. Luego, frótalo en tus manos y aplícalo en el cabello de la misma manera que lo haces con el champú. El producto debe estar bien esparcido por el cabello. Y puedes usar un peine para extenderla de forma más profunda.

4.      A partir de entonces, puedes cepillar o dar forma a tu cabello según tu peinado previsto.