Consejos — 3 min. de lectura

¿Pelo graso?

Así lo puedes evitar

El pelo graso

es uno de los problemas de belleza que más suele incordiarnos, no solo porque a nadie le gusta tener esa sensación de tener el pelo sucio sino porque además el no tratarlo correctamente puede derivar a seborrea, alopecia (calvicie), picazón, inflamación capilar y caspa. Si tu pelo segrega más grasa de lo normal, toma nota de los consejos de nuestro experto Juanjo Ruzafa de Ruzafa Barber para lucir un cabello sano y equilibrado. ¡Empezamos!

¿Qué tipos de cabello hay y cómo sé que el mío es graso?

Lo primero es identificar y catalogar nuestro tipo de cabello para poder tratarlo adecuadamente.

  • Cabello normal: es el deseado. Se ve sano y con movimiento y sensación suelta, con volumen, y brillo.

  • Cabello seco: Es quebradizo (puntas abiertas), sensible, con el cuero cabelludo irritado por la sequedad, y carece de brillo y movimiento.

  •  Cabello graso: Un cabello graso luce opaco, apelmazado, sin volumen y aceitoso sobre todo en las raíces.

  • Cabello mixto: Suele tener el cuero cabelludo graso y las puntas secas. No tiene volumen y no mantiene el peinado durante mucho tiempo.

¿Por qué tengo el pelo graso?

Lo primero que debes saber es que los hombres suelen tener más el pelo graso que las mujeres, por lo que son los que más deben extremar el cuidado de su cabello. El cabello fino también es el que mayor tendencia tiene a engrasarse.

La principal causa de la grasa en el cabello es haberlo trastornado de alguna manera, ya sea por una mala alimentación (con exceso de grasa), el estrés, alteraciones hormonales (el cabello es más graso por ejemplo durante la adolescencia o embarazo), que propician que las glándulas sebáceas del cuero cabelludo y la piel produzcan mayor cantidad de grasa. No obstante, tus hábitos a la hora de cuidar tu cabello graso también pueden ser los responsables de ese exceso de grasa.

Consejos de higiene capilar para el pelo graso

1. Cuidado con el agua caliente

Al contrario de lo que uno pueda pensar, el agua excesivamente caliente puede ser uno de los causantes del sebo. Tampoco es recomendable que esté fría porque no limpiaríamos el cabello en profundidad. Por ello, lo más recomendable es apostar por el agua tibia.

2. Utilizar un champú específico sí, pero sin abusar

Tal y como indica Ruzafa, lo mejor es utilizar un champú anti grasa y en el caso de los hombres con una cantidad no superior a una cucharada (=5ml) Repartirla primero en las manos, y aplicar en el cabello masajeando con las yemas de los dedos provocando un efecto de masaje y activación del riego sanguíneo. Deja reposar la espuma unos 3 minutos y retirar con abundante agua (aproximadamente 1 minuto). Si hemos realizado un primer lavado correcto, no hace falta repetirlo.

Un tip: Puedes probar de aplicar el champú anti-grasa en seco. Masajéalo y déjalo reposar. Así no diluimos el champú y conseguimos un mayor efecto.

Ojo con el efecto rebote.

No conviene abusar del champú anti-grasa para no resecar demasiado el cuero cabelludo y conseguir un efecto rebote. Por lo que Juanjo Ruzafa recomienda utilizar el champú anti-grasa en las tres primeras aplicaciones pero luego alternarlo con otro de PH neutro hasta conseguir equilibrarlo.

3. Acondicionadores y mascarillas sí, pero con limitaciones

El uso de mascarillas está indicado, pero solo 1 vez a la semana como máximo y solo aplicándolo de medios a puntas, sin tocar el cuero cabelludo.

4. Secado

Es importante secar con la toalla (¡sin frotar!) para eliminar el exceso de humedad. Utiliza el secador con el máximo caudal de aire posible, pero a baja temperatura. Esto nos facilitará no excitar la glándula sebácea y no provocar exceso de grasa.

secador de pelo secarse el cabello

5. La importancia del cepillado

El cepillado es básico para reducir las impurezas y las células muertas, sobre todo en el pelo graso donde el exceso de sebo puede llegar obstruir los folículos. Cepilla tu cabello antes y después del lavado para conseguir masajear el cabello y activar el riego sanguíneo. Así, tu cuero cabelludo empezará a equilibrarse, ajustando la secreción de sebo. Si necesitas un cepillo, la raqueta con sus pues redondeadas te facilitarán ese efecto masaje sin dañar el cuero cabelludo.

cepillo-desenredar-perfecto-consejos-cabello/