Salud capilar — 4 min de lectura

Descubre la rutina para el final del verano que te evitará un corte radical en otoño

Salud capilar — 4 min de lectura

Descubre la rutina para el final del verano que te evitará un corte radical en otoño

Siempre tenemos dudas de cómo actuar frente a las aguas de las piscinas y el mar y cómo afecta a nuestro cuero cabelludo tiempo después. Y cuando llega septiembre nos lamentamos porque tenemos que cortar para eliminar el daño de los dos meses de verano. Por fin tienes una rutina para el final del verano

cabello despues del verano

Cortar el cabello en otoño debería obedecer al lógico saneamiento de las puntas o a un cambio de imagen deseado, pero si en algo tenemos experiencia muchas, es en empezar septiembre con una melena más corta de lo deseado.

¿Cómo incide el cloro y la sal en nuestro cabello?

El cabello, cuando se encuentra en buen estado, tiene un PH de 5 o 5.5, es decir, ácido y el agua salada o clorada tiene un PH de 8.5, esto es alcalino. La consecuencia de este choque de grados en los electrodos es deshidratación y decoloración en nuestro pelo, al oxidarse profundamente.

El cloro y la sal eliminan los aceites naturales del pelo, que son precisamente los que más lo protegen evitando la sequedad y que se vuelva quebradizo, exactamente igual que los rayos de sol.

¿Cómo reparar de forma intensa nuestro cabello?

Si estás harta de iniciar el otoño con un corte radical en pro de la salud de tu pelo, pon en práctica una rutina las próximas semanas que hará que tu cabello recupere su flexibilidad e hidratación y salves tu largura en la vuelta al trabajo.

Paso 1 – Lavado

pelo corto verano

No es necesario lavar el pelo cada día pero si vas a seguir en la playa o en la piscina hasta el día 31, será mejor que aclares siempre tu cabeza con agua dulce del grifo y nada más. No hace falta lavar con jabón cada día. Con el agua dulce de la ducha quitamos todos los residuos del cloro o la sal y preparamos el cabello para poder recibir la protección y la hidratación adecuadas.

Paso 2 – Recuperación de las fibras

Tras secar con cuidado con una toalla (sin restregar, sino a toques), añade el aceite protector Revive Oil de Style.Me. La vitamina E, los antioxidantes y las proteínas vegetales son importantísimas para mejorar el estado del cabello y acelerar su recuperación. La utilización de gamas como Style.Me de Termix, con su composición rica en extractos naturales de quinoa o la orquídea aceleran la recuperación de la flexibilidad y destierran el encrespamiento, principal característica de un cabello deshidratado.

aceite-revitalizante-cabello-styleme
COMPRAR

Paso 3 – Protección

Quita siempre la humedad con el secador, pero tras ponerte el spray Termoprotector Shieldy Style.Me (paso que no puedes saltarte durante todo el año). La humedad es una gran enemiga de la salud capilar y secar la melena a la distancia y la temperatura correctas habiendo aplicado siempre un termoprotector, alarga el buen estado del pelo.

shieldy style me
COMPRAR

Paso 4 – Hidratación y cierre de cutículas

Cuando hayas secado tu cabello, pon en las puntas unas gotas de Cristal Líquido Silky Style.Me, un sérum especial para las puntas abiertas que devolverá tu cabello a dos meses atrás. No es magia, es ciencia. El aceite de almendras dulces y el extracto de bambú proporcionan la elasticidad que necesitan las cutículas para cerrarse. De esa manera, conseguimos el brillo que deseamos y que tanto contribuye a reflejar la salud en nuestra melena.

cristal-liquido-styleme-silky
COMPRAR

Esta rutina será importante que la mantengas durante alrededor de 4 semanas. Y si luego te acostumbras a hidratar regularmente tu cabello, verás cómo cambia tu melena y se alarga el periodo en el que has de cortarla.