Consejos — 2 min. de lectura

Cómo y por qué desinfectar el cepillo de pelo

Una rutina imprescindible para la seguridad de todos

Limpieza y desinfección.

De la misma manera que limpiamos brochas y utensilios de maquillaje después de utilizarlos, también es de vital importancia hacerlo con nuestros cepillos de pelo. Seleccionar y aplicar una rutina de lavado y desinfección de nuestros cepillos de pelo es imprescindible para mantenerlos siempre a punto y sin bacterias. A continuación, te detallamos cómo desinfectar y mantener limpios tus cepillos de pelo y por qué debemos hacerlo con regularidad. Esta es la rutina definitiva.

alcorapid y hand gel nuevos lanzamientos articulo

La crisis del COVID-19 ha agudizado nuestros sentidos en lo que a rutinas de higienización y seguridad se refiere. Mantener la distancia de seguridad, el uso de la mascarilla o lavarse de forma adecuada las manos son acciones que ya han pasado a formar parte de nuestra rutina.

Y de la misma forma que introdujimos estas pequeñas, pero importantes acciones también es indispensable que hagamos lo propio con nuestros cepillos de pelo o herramientas de peluquería.

¿Por qué seguir una rutina de lavado con mis cepillos de pelo?

Ya seas estilista profesional o no, el cepillo de pelo es un utensilio que utilizas a diario. Esta frecuencia tan alta de uso, hace que el cepillo acumule cabellos, residuos de producto de acabado, ácaros del polvo y células muertas de la piel. Si no sometemos a nuestros cepillos a una limpieza diaria, corremos el riesgo que esta suciedad dé paso a la generación de bacterias.

Además de esto, omitir una rutina de lavado apropiada puede llegar a reducir la vida útil de nuestros cepillos, así como su eficacia. Y es que, sin darte cuenta, estarás depositando la suciedad o restos de producto en tu cabello, volviéndolo más opaco y de aspecto graso.

Manteniendo una rutina correcta de lavado y desinfección, conseguiremos que nuestros cepillos de pelo sean siempre seguros y los mantendremos libres de bacterias y listos para el uso.

Así lo hacen los profesionales

¿Cómo lavar y desinfectar el cepillo de pelo?

1. Elimina el exceso de cabellos

Con un limpiacepillos u otro peine de púas finas, elimina el exceso de cabellos que puedan haberse quedado adheridos entre las cerdas o fibras. Para más seguridad, o si trabajas en un salón, puedes utilizar guantes de silicona para este procedimiento.

limpiar cepillo

2. Humedece el cepillo con agua tibia

Moja el cepillo con agua tibia para ablandar los restos de producto que hayan quedado en el tubo o en el cuerpo del cepillo.

termixprofesional neteja

3. Enjabona el cepillo y acláralo

Aplica jabón entre las fibras y frota ayudándote con el limpia cepillos que ya has utilizado con anterioridad. Cepíllalo en una sola dirección, sacando los cabellos de entre las cerdas con cada movimiento y ayudando a generar espuma. A continuación, aclara con abundante agua.

limpiar cepillo

4. Potencia la seguridad con Alcorapid

Una vez seco (puedes hacer uso del secador de pelo para acelerar el proceso), pulveriza el nuevo spray de Termix de la gama Style.Me ALCORAPID. Se trata de una solución alcohólica compuesta por un complejo antibacterial que desinfecta y descontamina de forma instantánea los cepillos de pelo. Para un cepillado seguro e higiénico.

¡Descubre ALCORAPID!

Con estos sencillos pasos, tendrás siempre a punto tu cepillo de pelo favorito para su uso. O, si trabajas en un salón, higienizado para atender al próximo cliente con la mayor seguridad.

Además de este lavado diario, debes tener en cuenta que, al menos una vez por semana o después de cada turno -en caso de ser estilista profesional- debemos esterilizar el cepillo de pelo. Lo podemos hacer utilizando los esterilizadores profesionales que funcionan con luz ultravioleta, pero, como no todos disponemos de este utensilio, existen métodos caseros para esterilizar nuestros cepillos.

  1. Mezcla ½ taza de vinagre blanco y ½ de agua tibia.
  2. ¼ de amoníaco y 1 taza de agua tibia
  3. 1/6 de aceite de árbol de té y una taza de agua tibia
  4. Mezcla ½ taza de ALCORAPID y ½ de agua tibia.

Así pues, después de retirar los cabellos y mojar el cepillo con agua tibia, empezaríamos el procedimiento desinfectante. Elige una de estas cuatro mezclas y deja sumergido el cepillo en la preparación durante 30 minutos. Después, enjabónalo y acláralo para eliminar posibles olores. Guárdalo en una bolsa individual cerrada hasta el próximo uso.

Esperamos que estos consejos te hayan resultado útiles. ¡Te esperamos en el próximo post!