Tijeras de corte vs. tijeras de barbería: ¿cómo elegir la correcta?


 

 

Actualmente, existen muchos tipos de tijeras de corte profesionales, cada una diseñada específicamente para resolver una necesidad concreta. Debido a la gran diversidad de formas, tamaños y diseños puede llegar a ser difícil seleccionar aquella que mejor se adapte a cada caso. Descubrimos un poco más en profundidad las diferencias existentes entre las tijeras de corte profesional y las tijeras de barbería junto a los consejos de un barbero revelación, Arthur Heiderick.

Resolviendo incógnitas clásicas

Para empezar, ¿qué partes existen en unas tijeras?

Puede parecer muy obvio, pero no siempre se comprende qué función se atribuye a cada parte de la tijera. Las tijeras profesionales constan de tres partes claramente diferenciadas:

La primera, que determinaría la precisión del corte, estaría compuesta por las láminas u hojas de corte. Estas se articulan mediante una bisagra o tornillo ajustable. Esta es la segunda parte del cuerpo de la tijera y que determinará su suavidad.

Por último, tenemos el mango. Es un elemento que debe ser más ergonómico, adaptándose plenamente a la forma de la mano y al modo de trabajo del estilista. Porque de ello dependerá la comodidad y, en último término, el evitar fatigas tan habituales como el dolor de muñeca.

¿Qué diferencia principal existe entre las tijeras de corte profesional y las de barbería?

La única diferencia clara serían las pulgadas entre ambas tijeras. Aunque debemos tener claro que, pelo es pelo y la elección de la acertada dependerá del acabado que deseemos lograr

De esta forma, Arthur Heiderick simplifica una de las dudas que nos trae más de cabeza.

Las tijeras de barbería, por su parte, acostumbran a ser un tanto más largas que las de corte profesional.  Normalmente de 7”.

Esto es así puesto que, para según qué técnicas –que veremos más adelante- se necesita más precisión y generar líneas longitudinales perfectas.

Por otro lado, si observamos el tipo de hoja de las tijeras podríamos encontrar tres variantes:

Tijeras microdentadas

Las láminas incluyen pequeñas ranuras que permiten que el cabello se deslice entre las láminas, obteniendo así, un corte mucho más denso. Con estas tijeras de corte profesional lograríamos cortes rectos, compactos y de extremos limpios.

Tijera tipo navaja

Se trata de tijeras que permiten una mayor autonomía y muchas más variantes en el corte que realicemos. Al tener unas hojas más afiladas y cóncavas, inciden en el cabello de forma diagonal, punto que define un corte limpio, preciso y suave. Con esto, logramos aportar al cabello mucho más movimiento y nos permiten generar looks y estilos más atrevidos.

Tijeras dentadas

Por último tendríamos las tijeras dentadas que, a imitación de un peine, tienen láminas con amplios surcos.

Estos dientes producen el corte cuando entran en contacto con el cabello. Son utilizadas habitualmente para eliminar volumen de cabello y desfilarlo.

Necesito una tijera para mi barbería, ¿me vale cualquiera?

La respuesta de Arthur Heiderick, nuestro barbero particular, es concisa:

el tipo de tijera que el profesional necesitará para el correcto desarrollo del corte dependerá del efecto deseado”. Así que no todo vale.

Y es que son dos los inputs que debemos tener claros: qué acabado deseamos obtener y sobre qué tipo de cabello vamos a trabajar.

La elección de la tijera correcta permitirá un corte perfecto, dotando de movimiento al cabello y de un volumen adecuado”.

¿Por qué las tijeras de barbería suelen ser más largas?

Las tijeras de barbería tienen más longitud de hoja (normalmente 7”) porque se acostumbran a utilizar para la técnica del scissors over comb –o tijera sobre peine-.

Una hoja más pesada permite proporcionar unos golpes más precisos en la técnica de la tijera sobre peine”, aclara Arthur.

Así pues, en contraposición, las hojas de las tijeras de corte convencionales tendrán una proporción más uniforme con respecto al mango, porque el cabello se acostumbra a manipular con los dedos.

De esta manera, tenemos que, una tijera más pesada y de hojas más largas, proporcionará para el barbero una mayor precisión y ajuste en la técnica de la tijera sobre peine.

En relación con nuestra mano, ¿cómo deben ser las tijeras ideales? ¿Existe alguna norma?

Pero, además de la longitud de las hojas, debemos fijarnos también en su manejabilidad. Esto está directamente relacionado con el mango de la tijera. Así pues, en cuanto a tijeras profesionales de corte de pelo, tendremos diversidad en cuanto al incremento en medias pulgadas.

Las pulgadas acostumbran a ir de las 4,5 a las 6,5- y, junto a esto, el extremo de agarre, que debe contar con agujeros lo bastante amplios como para que los dedos del estilista se deslicen con facilidad.

Debemos comprobar y medir el tamaño de la tijera de acuerdo con la talla de nuestras manos, para asegurar la máxima comodidad y así evitar posibles fatigas y dolores”, nos asegura el barbero.

De la misma forma entonces, en unas tijeras de barbería, además de contar con una longitud de hoja que permita trabajar con concreción la técnica de la tijera sobre peine, también será de vital importancia la medida del mango y las hendiduras de la tijera donde colocar los dedos. Con ello obtendremos más comodidad y “facilitaremos los movimientos del dedo pulgar”.

Por último, ¿qué es el diseño Offset?

Esta designación se refiere a la posición de las cuchillas. En el offset blade, las cuchillas están pensadas en posición desplazada.

Esta es  una particularidad que permite una mejor colocación de las mismas para reducir el esfuerzo que deben soportar los dedos y las manos al trabajar.

Se trata de la evolución del diseño clásico even-ended.

En este diseño las hojas de las tijeras generaban más resistencia, implicando una mayor fuerza de los dedos a cada acción de corte.

Un poco de historia

Las tijeras son un instrumento de corte sofisticado y de precisión que lleva acompañándonos miles de años.

Ya en el Antiguo Egipto se utilizaba un instrumental parecido a las tijeras, pero no es hasta la época del esplendor Romano que se conceptuó el formato moderno de láminas asimétricas.

Usadas como herramientas multiusos, las tijeras podían servir para muchas funciones.

Ejemplo: la poda habitual de árboles, para realizar arreglos en tejidos y confección, cortar el cabello a animales o, bien, cortar el cabello.

Pero el boom real de la tijera no llegaría hasta 1751 con la fabricación de tijeras de acero de Robert Hinchliffe, que conceptuó la tijera resistente y duradera que hoy en día conocemos.

¿Qué te ha parecido esta review sobre tijeras de corte profesional? ¿Te ayudará a elegir la mejor para tu caso?

Deja un comentario