La nueva tendencia de coloración se llama Bronzing Hair


Mechas californianas, Tiger Eye, Balayage, Blorange… Hemos pasado ya por numerosas técnicas de coloración que han situado a nuestro cabello en el top 1 de los más deseados, temporada tras temporada. Y como la peluquería es un mundo con múltiples inquietudes y en constante evolución, este verano también nos sorprende. ¿Cuál es la tendencia en coloración más demandada? Se llama Bronzing Hair y nos favorece a todas. ¡Descubrimos cuál es su secreto!

¿En qué consiste la técnica del Bronzing Hair?

Con un nombre muy sugerente, el Bronzing Hair es una técnica de coloración que juega con matices sutiles para broncear el cabello. Un efecto que, como sucede con la piel, es muy favorecedor, consiguiendo aportar luminosidad y movimiento al cabello. Un look dulce y natural, que consigue suavizar los rasgos, con suaves transiciones de color en la melena.

Si todavía quieres conocer mucho más sobre esta revolucionaria técnica de coloración, quédate sentada, porque conocemos a la estilista y colorista Anna Barroca, del salón homónimo de Andorra la Vella, toda una referente en la técnica del Bronzing Hair. “Se trata de una técnica que aporta mucha vitalidad y es ideal para el verano”, nos comenta la especialista andorrana, “porque lo importante en este estilo son los juegos de color y los matices”. Y es que, para conseguir un perfecto resultado Bronzing, primero debemos estudiar bien nuestro rostro.

Al igual que cuando elegimos la perfecta base de maquillaje y las sombras que aplicaremos a nuestros ojos, los tonos del Bronzing Hair deben tener en cuenta tanto los subtonos de nuestra piel, como el color de ojos que tengamos para alzarnos con un Perfect Match. La finalidad es lograr un efecto lo más natural y favorecedor posible, emulando el efecto bronceado provocado por el sol. Y como la naturalidad buscada es difícil de conquistar, esta técnica requiere de bastante precisión “la idea es conseguir un efecto bronceado con una transición suave, sin saltos o marcados cortes de color”, nos comenta Anna Barroca.

Así pues, los tonos elegidos serán similares a los del cabello natural, aunque se crearán matices entre un tono más oscuro (bronceado) y un tono más claro (contraste). De esta forma, conseguiremos un aspecto natural y enérgico.

 

Lo hemos visto en…

Si todavía no has quedado encandilada por los constantes matices del Bronzing Hair, te traemos algunos ejemplos de celebrities que ya se han rendido a la magia del cabello tocado por el sol.

VERSIÓN DORADA

La clave: elegir tonos un punto más oscuros y muy similares a nuestro color de cabello natural. La it girl Rose Huntington o la actriz Ana de Armas fueron de las primeras en sacarle partido al Brozing Hair.

 

VERSIÓN MORENA

En este caso, podemos jugar también con tonos cobrizos y un poco más saturados, para crear un efecto versátil y con mucho movimiento, lleno de luminosidad. La modelo Alexa Chung, Alicia Vikander o la actriz Mila Kunis no han dudado en broncear sus cabellos.

Pasos para conseguir un Bronzing Hair de altura

Pero, para que tengas aún más claro por qué sumarte a esta nueva tendencia de coloración, escuchamos los consejos de la experta en color Anna Barroca. ¡Acompáñanos en este tutorial paso a paso!

  1. Preparamos el cabello, desenredándolo en mojado con la raqueta profesional de Termix
  2. Realizamos secciones en el cabello, ayudándonos con un peine antiestático de púas finas y estrechas y las pinzas Soft Touch. Es importante realizar un movimiento de zigzag en el cuero cabelludo, porque esto potenciará la naturalidad cuando apliquemos el color.
  3. En cada mechón colocamos una gomita, jugando con las alturas para conseguir un efecto natural y hacer que los colores se fusionen entre sí.

TIP: Si trabajamos con un cabello muy lacio, es importante cardar primero la zona más cercana a la raíz. De esta forma, evitaremos que el cabello quede a dos tonos y potenciaremos el efecto fading entre el color natural y el nuevo tono de las puntas.

 

  1. Después de emulsionar el tinte en la coctelera profesional de Termix, pasamos a la aplicación del color en el cabello. Como este tipo de técnica juega con los destellos y brillos en el cabello, aplicamos el color elegido únicamente en los mechones frontales, para que enmarquen y potencien nuestras facciones, jugando con dos subtonos del cobrizo.
  2. Posicionamos el color, combinando estos dos tonos. Para ello, utilizamos papel de plata y dos paletinas, una ancha y la otra estrecha respectivamente. Con la primera , realizaremos el depósito del producto, es decir, aplicaremos el tinte como tal en mayor cantidad. Con la segunda, cincelaremos. Esto consiste en realizar unos pequeños toques, como si de un pincel se tratara, para repartir el tinte en la transición hacia el cabello natural y que no quede marcada tan profundamente.

 

TIP: Para potenciar la transición entre colores, es importante utilizar dos paletinas: una para depositar el color y la otra para cincelar

 

  1. Doblamos el papel de plata y lo giramos, para aplicar el tono que complementa al primer tinte elegido y, de esta forma, provocar matices en el cabello. Volvemos a realizar la misma técnica de aplicación que la explicada anteriormente para añadir este nuevo color.
  2. Una vez tengamos todos los mechones frontales acabados, pasaremos a aplicar un tono natural al resto del cabello. En este caso se ha elegido un tono chocolate con brillos dorados para voluminizar la melena.
  3. Esperamos a que el tinte haya hecho efecto en el cabello y pasamos a retirarlo con un lavado en profundidad, aplicando una mascarilla para suavizar la punta. Para secarlo, utilizamos los cepillos Evolution Basic y realizamos un brushing suave, moldeando la onda natural del cabello.

look final brozing hair

Y tú, ¿te harías la tendencia del verano?

Deja un comentario